Cuidados de un Môf

SONY DSC

CARTA DE PRESENTACIÓN FORMAL DE UN MÔf…

(POR NO LLAMARLE INSTRUCCIONES DE USO…).

 

Hola, soy tu  MÔfÚNICO, Por fin nos conocemos y estoy en tus manos.

Para que nuestra relación permanezca intacta te hablaré sin vergüenza. Puede que solo te parezca un paraguas, un objeto impermeable y engorroso que has de llevar contigo los días lluviosos, pues bien, empecemos por recalcar que estás en un error.

He dejado mi hogar SINVERGÜENZA para compartir contigo los días de lluvia que nos esperan de ahora en adelante, lo que en si mismo parece una tarea fácil, aunque no siempre lo es, me explico, granizo, viento huracanado y traidor, diluvio, chaparrón, tromba, etc… que me dejará, por explicarlo de algún modo, con la falda remangada y mis intimidades al descubierto, desnudo y totalmente ridículo con mi chepa al revés. Ni tú ni yo queremos esto, así que por favor, PON MI ESPALDA EN LA DIRECCIÓN CORRECTA AL FENÓMENO METEOROLÓGICO CONSPIRADOR DEL DÍA, ya es suficiente con que solo tu persona vea mi interior, si has decidido salir de paseo un día como estos que recito, y tengo que acompañarte, lo mínimo que puedes hacer es vigilar que mi cuerpo serrano se mantenga ileso.

Sí por el contrario, nos encontramos con un día “SIRIMIRI”, disfruta del  paseo, mi amiga lluvia me lavará gustosamente la espalda; puedes exhibirme, para eso me han creado, para permeabilizar miradas, y llegado el momento, incluso algún corazón, aunque en primer lugar, mi objetivo es el tuyo propio, y eso creo haberlo conseguido, con tan solo mi presentación.

Hasta aquí nuestro acuerdo parece razonable, pero he de confesarte algo, hay un miedo, uno  que jamás lograré superar, separarme de ti. Prefiero ser lapidado por granizo, enseñar mi ropa interior a causa del viento, incluso salir despedido en plan cometa unos metros, pero por favor evita alejarte de mi. Es cómo cuando a un niño le dices que no hable con desconocidos, yo te pediré que te olvides de hacer tratos con paragüeros,  ese Submundo de paraguas sin corazón, donde habitan camaradas impermeables extraviados, y recipientes donde cambias de dueño, uno que no conoces de nada y al que no le llega una carta de presentación. Recuerda que yo he sido creado para ti, que soy tu acompañante sinvergüenza, que sabes mis defectos y mis virtudes, y que no soy soberbio aunque a veces te mire por encima del hombro, simplemente busco guarecerte de chubascos.

Y llegados a este punto, solo me queda una connotación, lo que más me gusta después de una ducha, o lo que para los dos ha sido un paseo, es sacudirme y  escurrirme para luego quedarme abierto y estirado, cómo al despertarse por la mañana, el olor a perro mojado no es de mi agrado, y los tatuajes sinvergüenzas que me han pintado necesitan un buen secado.

Formalizado esto, mi presentación ha terminado. Ha llegado el momento que he esperado, dar contigo un paseo, siento que ya estás preparado.

Aquí os dejo la dirección del que fue mi hogar,

el lugar donde se crean los Môf y se permeabilizan sentimientos:

www.moflasinverguenza.com

mof@moflasinverguenza.com

This post is also available in: Inglés